Reducir los niveles de estrés podría llevar a comer menos comida rápida

Reducir los niveles de estrés podría llevar a comer menos comida rápida
A todos nos ha pasado que, tras un día en el que hemos vivido mucho estrés o ansiedad, hemos llegado a casa, abierto la nevera o la despensa, y arrasado con lo primero que se ha cruzado con nuestra mirada. O, quizá, llamado a nuestra pizzería o hamburguesería favorita para que nos trajesen una comida que, en ese momento, es un capricho más que merecido.

Lo cierto es que estas situaciones son muy normales y, por eso, un grupo de investigadores decidió realizar un estudio para ver si la reducción del estrés, creado por algunos factores de nuestra vida diaria, podría conducir a una reducción en la ingesta de grasa y comida rápida en madres de niños pequeños con sobrepeso y bajos ingresos.

Y así fue. De hecho, los hallazgos del estudio muestran que las mujeres comieron menos comida rápida después de vivir situaciones menos estresantes, no porque se les dijo que no comiesen, sino, precisamente, por la reducción de sus niveles de estrés.

Compartir este Post:

Share on facebook
Share on telegram
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Ver más artículos