Orgasmo femenino: por qué no es una meta en la relación sexual

Orgasmo femenino: por qué no es una meta en la relación sexual

En alguna ocasión estando de vacaciones, hemos ido a visitar algún monumento o lugar concreto que nos habían recomendado.

Cuando hemos estado allí, aun disfrutando, nos hemos preguntado si realmente era aquel lugar al que nos dirigíamos.

¿Habíamos vivido la experiencia? En todo caso, cuando volvíamos a casa, nos decíamos unos a otros «yo creo que sí, que era aquello».

Con el orgasmo, en muchas ocasiones, ocurre lo mismo.

¿El orgasmo femenino como meta de la relación sexual?

Se piensa con frecuencia en esta experiencia como si fuera el final de una etapa. Quizás por la influencia de los padres de la sexología clínica Masters y Johnson que lo consideraban el último punto de progresión del ciclo de la respuesta sexual.

Una experiencia que George Bataille en su ensayo sobre «El erotismo» denominó le petite morte, haciendo alusión al breve abandono y aparente desconexión de la conciencia, una sensación de detenimiento o suspensión que se adelanta unos dos segundos a una serie de contracciones musculares que con frecuencia lo caracterizan.

En todo caso, se trata de un fenómeno de máximo placer que puede ocurrir en el curso de un episodio de excitación sexual. Algo que podemos describir cada cual sin que las palabras terminen de reflejar aquello que vivimos. Una experiencia intransferible como ocurre con todos los fenómenos subjetivos.

Leer Más..

Compartir este Post:

Share on facebook
Share on telegram
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Ver más artículos