¿Por qué elegimos una cosa sobre otra y luego la justificamos?

Si crees que entre dos cosas similares eliges lo que más te gusta, puede que estés equivocado. En realidad lo que sucede es que te termina gustando después de haberlo elegido. Y lo que no elegiste, automáticamente no te gusta.

Existen varias investigaciones que muestran que los adultos desarrollan sesgos inconscientes a lo largo de su vida cuando eligen entre cosas que son esencialmente iguales.

«Como adultos, elegimos una cosa sobre otra y luego la justificamos diciéndonos a nosotros mismos que debe gustarnos la cosa que elegimos, y que la otra cosa no es tan buena», dice Alex Silver, una de las autoras del estudio «Cuando no elegir conduce a que no guste: preferencia inducida por la elección en la infancia», publicado en la revista Psychological Science.

Compartir este Post:

Share on facebook
Share on telegram
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Ver más artículos