Cuando Mirco Wiegert y Lorenz Hampl eran estudiantes, decidieron crear su propia fábrica de refresco de cola, pero había un gran inconveniente: no tenían ni la menor idea de cómo elaborar una bebida gaseosa. Con la confianza que da la juventud, se pusieron a investigar cómo hacer para que su sueño se convirtiera en realidad. … Leer más